Identidad corporativa e imagen de marca son términos similares que a menudo utilizamos como sinónimos. Te invito a plantearte la diferencia entre ellos para que puedas entender mejor cómo funciona la imagen de marca de tu empresa.

Imagen de marca e identidad corporativa son términos que muchas veces utilizo indistintamente cuando escribo en el blog. En realidad, es un error, puesto que cada término hace referencia a un concepto en concreto.

Siempre digo que la imagen de marca es la sensación que despiertas en tus clientes.

La identidad corporativa, por otro lado, es un concepto más concreto. Son aquellos parámetros que definen en concreto el modo en el que se presenta la imagen de tu empresa.

Lo más sencillo es imaginar que nos estamos refiriendo a una persona:

 

  • Mi identidad: Soy Anabel Valera. Tengo un DNI, un número de afiliación a la Seguridad Social, un número de teléfono, una cuenta bancaria, etc.
  • Mi imagen: Soy Anabel Valera y soy… ¿Hippie? ¿Choni? ¿Una gran ejecutiva? ¿Una estrella del rock?

 

Extrapolando este ejemplo, vemos que la identidad corporativa hace referencia a ciertos parámetros concretos. La identidad corporativa hace referencia a la composición del logotipo, el tipo de letra que se utiliza en tu gráfica, el color exacto que te define, etc.

La imagen de marca va a tratar de transmitir un sentimiento aplicando esta iconografía gráfica que define la identidad corporativa.

Por lo tanto, podríamos decir que la identidad corporativa va de definir: nos dice cómo es en concreto la imagen de nuestra empresa. El manual de identidad corporativa es un documento que recoge todos los aspectos fundamentales que definen la gráfica de una marca, y que resulta muy útil para mantener la coherencia al aplicar la identidad corporativa.

Por otro lado, la imagen de marca va de sentir: transmite el sentimiento que hay detrás de la marca aplicando los parámetros que especifica la identidad corporativa.

Por eso identidad corporativa e imagen de marca son términos que podemos usar casi como sinónimos. Pero para ser estrictos y, sobre todo, para que te resulte más sencillo plantear tus estrategias comerciales, es interesante tener clara la diferencia.

Resumimos:

IDENTIDAD CORPORATIVA: Compuesta por elementos concretos que sirven para definir las características con las que la empresa se presenta ante el público.

Algunos elementos que la componen son:

  • Logotipo
  • Colores
  • Tipos de letra
  • Grafismos
  • Composiciones
  • Escalas de ampliación y reducción
  • Versiones para líneas de producto diferenciadas

 

IMAGEN DE MARCA: La imagen de marca es la sensación causada en el público. No está formada por elementos concretos. Utiliza la identidad corporativa para transmitir el mensaje por el que la empresa o proyecto quiere ser reconocido.

La imagen de marca se basa en el sentimiento que se pretende transmitir y el perfil de público objetivo al que se dirige el mensaje.

  • Transmitir confianza, seguridad.
  • Ser relacionado con el bienestar
  • Transmitir cariño, dedicación.
  • Convertirse en un referente en vanguardia, moda…
  • Transmitir lujo, distinción, elegancia

 

Como ves, ambos conceptos están relacionados. La imagen de marca transmite su mensaje a través de la identidad corporativa.

Tener claro este concepto te ayudará a mantener la coherencia que convierte la imagen de tu empresa en una imagen profesional a la hora de aplicar estrategias comerciales.

¿Te quedas con ganas de más?

Suscríbete y recibe en tu correo todos mis consejos sobre branding, para que puedas sacar el máximo partido de la imagen de tu empresa.

* campo requerido